arqueología 
 


SERVICIO MUNICIPAL DE ARQUEOLOGÍA


Dirección: Plaza de San Marcelo s/n. CP 24071 

Teléfono: 987 87 83 47 


El despegue económico producido en nuestro país en los últimos decenios ha motivado una intensa modificación del aspecto físico de numerosas ciudades. Este proceso ha sido particularmente intenso en ciertos Conjuntos Históricos, donde en unos casos se les ha condenado a la degradación y marginación y, en otros, se han visto alterados de tal forma que su distinción en el tejido urbano resulta, en el mejor de los casos, bastante compleja. Este hecho es consecuencia de criterios urbanísticos irreflexivos en los que la idea de ciudad se basaba únicamente en un concepto mercantil, afectando especialmente a aquellos Conjuntos Históricos que se superponían a ciudades antiguas. Esta situación ha ido cambiando paulatinamente en los últimos años como consecuencia de dos importantes procesos. Por un lado, la transformación que la realidad administrativa de nuestro país ha sufrido con la creación de las Comunidades Autónomas, a las que se las han transferido, entre otras, las competencias en materia de patrimonio. Por otro, en la sociedad española se ha ido operando poco a poco un cambio en la sensibilidad hacia nuestro pasado histórico, representado no sólo por aquellas construcciones hoy día visibles, sino también, y en gran medida, por su rico legado arqueológico. De este modo se ha ido adquiriendo una mayor conciencia y responsabilidad en la gestión del Patrimonio, que ha tenido como consecuencia una mayor salvaguardia de los Conjuntos Históricos superpuestos a ciudades antiguas, como es el caso de León.

El convencimiento de que la práctica de la arqueología debía de ser considerada como un aspecto técnico más de la gestión urbanística de una ciudad moderna desembocó en la aprobación, por parte del Excmo. Ayuntamiento de León, de una serie de Normas Urbanísticas de Protección del Patrimonio Arqueológico. Incluidas en el Plan Especial de Ordenación, Mejora y Protección de la Ciudad Antigua de León, estas medidas otorgan a la realidad arqueológica de una auténtica "carta de naturaleza", por cuanto iba a ser la propia Administración Local la encargada de salvaguardar y gestionar el rico patrimonio arqueológico -por lo tanto histórico- del que es poseedora la ciudad. En ellas se fijan los deberes y las obligaciones de cada una de las partes implicadas, así como los plazos que han de regir en cada tipo de intervención.

De esta manera, en los últimos diez años se han venido realizando excavaciones arqueológicas en todos aquellos espacios públicos o privados en los que las obras de infraestructura y equipamiento impliquen algún tipo de alteración del subsuelo.

Las intervenciones arqueológicas han afectado, no obstante, a otras zonas situadas fuera de la Ciudad Histórica. En efecto, con motivo de una serie de trabajos realizados en las proximidades de la carretera de Carbajal de la Legua se pudo documentar un amplio tramo del acueducto encargado de abastecer al campamento de la Legio VII gemina. Del mismo modo, en el área adyacente al Cementerio Municipal se localiza un extenso yacimiento romano del que por ahora se ha podido reconocer una pequeña parte.

Un caso singular lo constituyen las excavaciones arqueológicas que desde hace varios años se vienen realizando en el yacimiento conocido como el Castro de los Judíos, que ocupa un cerro próximo a la actual localidad de Puente Castro. Esta intervención, animada por un fin exclusivamente científico y bajo la dirección de un equipo de la Universidad de León, está permitiendo extraer importantes referencias sobre la ocupación judía del lugar.

 

FUNCIONES

El Servicio Municipal de Arqueología es el encargado de supervisar y coordinar la totalidad de las intervenciones arqueológicas que se realizan en el municipio de León, aunque éstas desarrollan fundamentalmente en el área que comprende su ciudad antigua. La investigación arqueológica comprende un conjunto de fases distintas:

El trámite habitual para la realización de las excavaciones arqueológicas en la Ciudad Antigua de León pasa por la solicitud, mediante instancia, de las correspondientes catas arqueológicas por el promotor interesado en construir en el Conjunto Histórico, como paso previo para la obtención de la licencia de obras.

Como base de toda planificación es necesario que el arqueólogo conozca y recoja toda la información existente, a través de noticias de archivos, monumentos o restos conservados, planos antiguos o cualquier tipo de publicaciones de la zona donde se va a realizar la investigación arqueológica. Esto permite posteriormente delimitar y definir áreas concretas, en función de un interés histórico-arqueológico. En este sentido, la coordinación de la labor de arquitectos y arqueólogos en la elaboración de los anteproyectos y proyectos es el único camino válido para la realización de actuaciones específicas.

Una vez realizado el Proyecto de Excavación Arqueológica se solicita el pertinente Permiso de Excavación a la Administración Autonómica, en función de las competencias que la misma ostenta con arreglo a la Legislación Protectora del Patrimonio Histórico y Arqueológico.

Seguidamente se inicia el trabajo de campo, cuya duración variará según sea de compleja la intervención, no superando, en ningún caso, los dos meses. La metodología a emplear en los sondeos arqueológicos varía según las características de cada de uno de los solares. Cuando su situación hace previsible la presencia de niveles y estructuras, los trabajos se llevan a cabo a mano, mediante el replanteo de una o varias catas. Si el informe arqueológico previo determinara la existencia de restos de interés y, en conclusión, la necesidad de prolongar los trabajos de inspección arqueológica con la excavación parcial o extensiva del solar, el plazo para realizar las investigaciones arqueológicas se prolongará por un máximo de cuatro meses más, salvo que se conviniera entre la propiedad y el Excmo. Ayuntamiento de León su prolongación por causas que así lo justificasen.En caso de que el informe fuese negativo a efectos de nuevas medidas de protección arqueológica, se da comienzo de inmediato a la tramitación de la correspondiente licencia de obras.

Una vez finalizada la excavación, debe procederse a la limpieza, siglado, ordenación, inventario y embalaje del material hallado.

Concluidos estos trabajos se procede a la realización por parte del arqueólogo director de la excavación de un Informe Técnico en el que se lleva a cabo el estudio de las estructuras, estratigrafía y materiales hallados, lo que permitirá su correcta interpretación y valoración.

DIFUSIÓN DEL PATRIMONIO ARQUEOLÓGICO

Si el planeamiento urbano en manos de la administración municipal es un instrumento importante para la defensa del Patrimonio Histórico-Arqueológico, también lo es su difusión, poniendo los medios para acrecentar una conciencia de respeto hacia dichos bienes y hacer sentir al ciudadano que se trata de un bien colectivo, por lo tanto suyo, que debe conocer, respetar y exigir, cuando proceda, su conservación. Desde el convencimiento de que la ingente información científica que se obtenga de las investigaciones arqueológicas debe trascender de los círculos científicos, alcanzando a todas las capas de la sociedad, el Excmo. Ayuntamiento de León ha contemplado la creación de un Museo de Historia de la Ciudad. En él se albergarían, entre otros aspectos, muestras representativas de las ricas colecciones arqueológicas procedentes de las excavaciones, para exponerlas permanentemente, conservarlas y restaurarlas, además de promover su investigación. Otro aspecto relevante de la difusión del patrimonio arqueológico es el que hace referencia al mantenimiento in situ de aquellos restos constructivos cuyo estado de conservación y singularidad aconseje tal medida. Estas operaciones de salvamento, siempre acompañadas de complejas soluciones técnicas, van a permitir mostrar próximamente restos de dos singulares edificaciones romanas.

La musealización de la denominada Cripta Arqueológica de Puerta Obispo permitirá contemplar parte de la porta principales sinistra, acceso oriental del campamento de la Legio VII gemina. Por su parte, la Cripta Arqueológica de la Calle Cascalerías, situada al exterior del ángulo suroeste del recinto delimitado por la muralla tardorromana o de los cubos, alberga los restos de una galería curva que describe una línea curva. Esta interesante construcción, al encontrarse totalmente aislada -al menos en la superficie de los solares donde apareció-, aún no ha podido identificarse con una edificación determinada.

A estas dos actuaciones habría que unir la creación del Aula Arqueológica de Santa Marina. Situada en el extremo septentrional del recinto amurallado, su recorrido permitirá contemplar restos constructivos de la práctica totalidad del pasado de nuestra ciudad (construcciones de los campamentos de las legiones VI victrix y VII gemina, restos de la primitiva iglesia de Santa Marina, recorrido por la muralla tardorromana).

En los tres casos el recorrido didáctico se completará con la exposición de algunos de los objetos recuperados en el transcurso de los trabajos arqueológicos, además de incluirse varios paneles en los que brevemente se mostrarán los resultados de las respectivas excavaciones arqueológicas, así como las razones que han incidido en la conservación de los restos. Por último, se expondrán también datos referentes a otras intervenciones que han contribuido sensiblemente al conocimiento de la evolución
de nuestra ciudad.

En otras ocasiones, como sucede con el depósito hallado en el Polígono de La Palomera y un tramo de canal aparecido en las proximidades de Puerta Castillo, ambos romanos, se ha optado por extraer sus restos de la parcela donde aparecieron, reistalándose posteriormente en sendos espacios públicos. El primero se encuentra situado a escasos metros de su ubicación original, mientras que el segundo ha sido emplazado en el Jardín del Cid.

La costosa y, las más de las veces, ardua labor que suponen las excavaciones arqueológicas realizadas en el medio urbano –tanto por las dificultades técnicas que entrañan, los desarreglos de todo tipo a que dan lugar y el esfuerzo económico que suponen- no tendría mucho sentido sino rindiera cuentas de sus frutos.
Desde esta perspectiva, la Concejalía de Patrimonio , Archivos y Museos del Excmo. Ayuntamiento de León tiene previsto continuar y potenciar la difusión del patrimonio arqueológico mediante la edición de diversas publicaciones.

Este programa abarcará desde los trípticos informativos, como los ya aparecidos sobre la Cripta Arqueológica de Puerta Obispo y La Ruta Romana, hasta los trabajos científicos en los que se reúnan las numerosas novedades que han deparado las investigaciones arqueológicas.

 
Ayuntamiento de León, Av. Ordoño II nº 10, 24001, León         Tlfno centralita: 987 895 500       Atencion ciudadana: 010
condiciones legales   |    accesibilidad   |   Contacto