ornato y salud pública 
 
 


Aunque la construcción de las fuentes públicas asume su desarrollo en el siglo XVII ,bajo el reinado de Carlos III, los orígenes del abastecimiento de aguas a la ciudad de León ya se pueden situar desde la época romana. El hallazgo arqueológico de un acueducto, obra del campamento de la Legio VII Gemina, ubicado a varios kilómetros al noroeste del asentamiento, denotaba la intención de los romanos acerca de la traída y abastecimiento de aguas.

No es la Edad Media época de construcciones de este tipo, pues escasamente conocemos datos sobre la existencia de una fuente en la Plaza de la Catedral. No obstante, el abastecimiento se producía a través de la extracción de aguas potables de pozos artesianos y con el uso de diversas presas dispuestas por la urbe leonesa. Ya en el siglo XVIII, la política urbanística de Carlos III proyectada tanto en la capital española como en las Dos Sicilias se dejó sentir en otras ciudades españolas. La intencionalidad del monarca de ajardinar y embellecer los espacios públicos con fuentes se reflejó en la ciudad de León con algunas representaciones que fueron más allá del engalamiento urbano, pues los asuntos de salud pública en el consumo de aguas saludables fueron prioritarios. La Junta de Fuentes, desde 1773, ya reclamaba que se comenzase a efectuar el Plan para la Traída de Aguas a las fuentes y plazas de la ciudad de León. En 1789 ya constaba la construcción de la fuente de Neptuno, la de San Isidoro y la de Puerta Castillo.

Desde el punto de vista ornamental, el uso de fuentes públicas ha sido un recurrente, ya que durante el siglo XX, podemos encontrarnos diversas construcciones como la fuente de Santo Domingo, la del Barrio de Santa Ana o la de Guzmán.

 

Fuente de Puerta Castillo

También llamada Arca Principal, se construye en 1785. Estaba adosada a un depósito de aguas y rematada con una lápida de piedra cuya inscripción alude al agua como elemento de salud pública. Desaparece en los años 70 con la apertura del pasaje de peatones. Actualmente y más desplazada del lugar original, existe un pequeño caño que suministra agua a muchos leoneses.

Caño Badillo

Situado en las proximidades de la única puerta conservada de la cerca medieval que se mantienen en pie -aunque es obra de principios del siglo XVIII-. Aparenta un aspecto humilde, carente de ornamentación y con una única salida de agua. Se sitúa en el tramo oriental de la muralla. Data su construcción de 1788.

Fuente del Mercado

Plaza del Grano

 

Ubicada en el centro de la empedrada Plaza de Santa María del Camino o también llamada Plaza del Grano. Ha sido testigo durante siglos del mercado del pan y del grano. Más recientemente, contempla la llegada de peregrinos al albergue del Convento de las Carbajalas a su paso por el Camino de Santiago. La fuente se termina de construir en 1789, destacan dos niños agarrados a una columna que alegorizan la ciudad de León (representada por la columna) enclavada entre los ríos Bernesga y TorÍo. (simbolizados por los niños). La escultura es creación artística de Félix Cusac y la obra de la fuente es de Isidro Cruela.

Fuente de San Martín


Iglesia de San Martín

 

 

La fuente que actualmente podemos observar se renovó en 1781 durante el reinado de Carlos IV, así lo confirma la inscripción que aparece en la misma. El proyecto de obra es del arquitecto leonés José Fernando Sánchez Pertejo. Está vinculada al entorno del Barrio Húmedo con la Iglesia de San Martín y la Plaza Mayor cuya construcción finaliza en 1674.

 

Fuente de San Marcelo


Plaza de San Marcelo

 

 

Reinando Carlos III año de MDCCLXXXVII.

“El común de los vecinos por la salud pública y adorno de la ciudad" es lo que muestra una de las, inscripciones que se adosan a la fuente de San Marcelo. Esta construcción, de aspecto sobrio, es obra de José Velasco.Ha sido desplazada de lugar dentro de la misma plaza de San Marcelo por razones urbanísticas. El Palacio de los Guzmanes, el edificio "Botines", la Casa Consistorial y la iglesia de San Marcelo arropan a la fuente en la "Plaza de las Palomas" convirtiendo este lugar en uno de los más bellos rincones leoneses.

 

Fuente de San Isidoro


San Isidoro

 

 

Mirando a la Basílica se sitúa la fuente en la parte izquierda de la plaza. Se erige en 1787 siendo obra de Isidro Cruela. Como elementos escultóricos más representativos, se identifica un león que sujeta una cartela que alude a una inscripción de la Legio VII. La escultura original fue creación de Mariano Salvatierra aunque la que contemplamos es una reproducción de Andrés Seoane.

Fuente de Neptuno


Jardín San Francisco

 

 

La fuente de Neptuno aparece en 1789 en la Plaza de la Catedral como primera ubicación. El proyecto de obra es del arquitecto Isidro Cruela y la ejecución del mismo se lleva a efecto por Félix Cusac y José Velasco. Probablemente se trate de la fuente histórica más monumental de la ciudad. Representa al dios Neptuno. La temática mitológica fue muy utilizada en tiempos de Carlos III, un ejemplo claro es la Cibeles en la capital de España. En 1913 se aprueba definitivamente el desmonte de la fuente argumentando que impedía contemplar la belleza de la catedral.

En 1931 es trasladada a la Plaza Mayor donde permanece hasta 1943, finalmente es montada en el Jardín de San Francisco donde se puede visitar en la actualidad.

 
Ayuntamiento de León, Av. Ordoño II nº 10, 24001, León         Tlfno centralita: 987 895 500       Atencion ciudadana: 010
condiciones legales   |    accesibilidad   |   Contacto