puntos de control de los alimentos 
 

   Los organismos encargados de velar por la Seguridad Alimentaria en la Unión Europea, al amparo de las decisiones técnicas de la OMS y de la FAO, defienden que la responsabilidad del control de los alimentos es de todos los participantes en la cadena alimentaria, desde los productores primarios, como los agricultores, ganaderos o pescadores, hasta los responsables de los puntos de venta al consumidor final y a los propios consumidores. De esta forma, las medidas de vigilancia de la seguridad alimentaria deben cubrir todas las etapas, con el fin de garantizar la inocuidad de los alimentos que llegan a la mesa del consumidor.

    Es necesario cumplir las normativas de higiene, manipulación y calidad en cada una de las etapas de la cadena alimentaria. Son responsables tanto las personas como las empresas relacionadas con los alimentos en todo este recorrido entre el productor y el consumidor.

    Las medidas de control de la inocuidad y de la calidad varían en función de la etapa en que se encuentra el alimento y en relación con las características del propio alimento. Abarcan desde las llamadas Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) hasta el Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (APPCC), un sistema de control obligatorio en la Unión Europea desde enero de 2004. De esta forma, la responsabilidad de la inocuidad de los alimentos recae en todos y cada uno de los responsables de cada una de las etapas por las que pasa el alimento, a diferencia del modelo anterior, que hacía recaer la responsabilidad, principalmente, sobre los productores primarios.

 
Ayuntamiento de León, Av. Ordoño II nº 10, 24001, León         Tlfno centralita: 987 895 500       Atencion ciudadana: 010
condiciones legales   |    accesibilidad   |   Contacto