efectos de los contaminantes 
 
 

 Efectos que pueden causar los contaminantes atmosféricos en las personas

 Principales contaminantes atmosféricos 

1. Partículas en suspensión (PM)

Sus principales componentes son: sulfatos, nitratos, amoníaco, cloruro sódico, carbón, polvo de minerales y agua. Las PM consisten en una compleja mezcla de partículas líquidas y sólidas de sustancias orgánicas e inorgánicas suspendidas en el aire. Las partículas se clasifican en función de su diámetro en PM10 (partículas con un diámetro inferior a 10 µ) y PM2.5 (diámetro inferior a 2,5 µ). Estas últimas suponen mayor peligro porque, al inhalarlas, pueden alcanzar las zonas periféricas de los bronquiolos y alterar el intercambio pulmonar de gases.
Son las únicas capaces de llegar a los alvéolos y pueden causar, por ello, problemas respiratorios. Según la OMS, la exposición crónica a las partículas aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares y respiratorias, así como de cáncer de pulmón.
En la UE, la esperanza de vida promedio es 8,6 meses inferior debido a la exposición a las PM 2,5 generadas por actividades humanas.

2. Dióxido de Nitrógeno (NO2)

Como contaminante atmosférico, el NO2 puede correlacionarse con varias actividades: En concentraciones de corta duración superiores a 200 µg/m³, es un gas tóxico que causa una importante inflamación de las vías respiratorias. Es la fuente principal de los aerosoles de nitrato, que constituyen una parte importante de las PM 2.5 y, en presencia de luz ultravioleta, del ozono. Estudios epidemiológicos han revelado que los síntomas de bronquitis en niños y niñas asmáticos aumentan en relación con la exposición prolongada al NO2. La disminución del desarrollo de la función pulmonar también se asocia con las concentraciones de NO2 registradas (u observadas) actualmente en ciudades europeas y norteamericanas.

3. Dióxido de Azufre (SO2)

Puede afectar al sistema respiratorio y las funciones pulmonares, y causa irritación ocular. La inflamación del sistema respiratorio provoca tos, secreción mucosa y agravamiento del asma y la bronquitis crónica; asimismo, aumenta la propensión de las personas a contraer infecciones del sistema respiratorio. Los ingresos hospitalarios por cardiopatías y la mortalidad aumentan en los días en que los niveles de SO2 son más elevados.

4. Ozono (O3)

El exceso de ozono en el aire puede producir efectos adversos de consideración en la salud humana. Puede causar problemas respiratorios, provocar asma, reducir la función pulmonar y originar enfermedades pulmonares. Actualmente se trata de uno de los contaminantes atmosféricos que más preocupan en Europa. Diversos estudios europeos han revelado que la mortalidad diaria y mortalidad por cardiopatías aumentan un 0,3% y un 0,4% respectivamente con un aumento de 10 µg/m³ en la concentración de ozono.
En proporciones elevadas resulta perjudicial para la salud. Se considera muy peligroso en concentraciones superiores a 0,1 ppm durante una hora, produce una calcificación acelerada en los huesos del cuerpo humano y afectando al mismo, la visión, sistemas respiratorio y circulatorio y pudiendo llegar a lesionar el Sistema Nervioso Central.

5. Monóxido de Carbono (CO)

Inhalado, se combina con la hemoglobina de la sangre, dando lugar a la formación de carboxihemoglobina, que reduce la capacidad de la sangre para transportar el oxígeno desde los pulmones hasta los tejidos. Se ha comprobado que una saturación de carboxihemoglobina por encima del 10% puede provocar efectos sobre la función psicomotora, que se manifiesta con síntomas de cansancio, cefaleas y alteraciones de coordinación. Los contaminantes atmosféricos, incluso en concentraciones relativamente bajas, se han relacionado con una serie de efectos adversos en las personas.

Efectos respiratorios

Síntomas

• Tos

• Respiración sibilante

• Flema

• Falta de aire

• Opresión en el pecho 

Posible aumento de enfermedades como:

• Asma

• Bronquitis (aguda o crónica)

• Enfisema

• Neumonía

Desarrollo de otras enfermedades

• Bronquitis crónica

• Envejecimiento prematuro de los pulmones

 

 

Efectos cardiovasculares

Síntomas:

• Opresión en el pecho

• Dolor de pecho (angina de pecho)

• Palpitaciones

• Falta de aire

• Fatiga inusual

 

Posible incremento de riesgo de alteraciones como:

• Enfermedad de las arterias coronarias

• Ritmos cardíacos anormales

• Insuficiencia cardíaca congestiva

 

 

 

Alteraciones fisiológicas que causan los contaminantes

Efectos en la función pulmonar

• Estrechamiento de las vías respiratorias (broncoconstricción)

• Reducción del flujo de aire

 

 

 

Inflamación de las vías respiratorias

• Afluencia de glóbulos blancos

• Producción anormal de mucosidad

• Acumulación de líquido e hinchazón (edema)

• Muerte y eliminación de las células que revisten las vías respiratorias

Síntomas que pueden causar los contaminantes

Efectos en la función cardiovascular

• Baja oxigenación de los glóbulos rojos

• Ritmos cardíacos anormales

• Alteración de la actividad cardíaca controlada por el sistema nervioso autónomo

 

Inflamación vascular

• Mayor riesgo de formación de coágulos

• Estrechamiento de los vasos sanguíneos (vasoconstricción)

• Mayor riesgo de ruptura de la placa aterosclerótica

 

 
Ayuntamiento de León, Av. Ordoño II nº 10, 24001, León         Tlfno centralita: 987 895 500       Atencion ciudadana: 010
condiciones legales   |    accesibilidad   |   Contacto