parque de quevedo 
 
Parque de Quevedo
 


FLORA


 

 

ABETO ESPAÑOL (Abies pinsapo), F. Pináceas.

  • Endemismo Ibérico, su área natural está en las cercanías de la Serranía de Ronda. Puede alcanzar 30-40 m. de altura y es muy longevo. Su corteza es grisácea con ramas casi horizontales. Tiene hojas aciculares, finas y puntiagudas. Es perennifolio. Forma parte del grupo de las coníferas, identificable por sus piñas alargadas de 10-16 cm. de longitud, erectas con escamas que se abren y esparcen las semillas alrededor. Aunque, en general, los abetos son árboles que buscan el cielo azul y el frío de las nieves, el pínsapo o abeto español, está adaptado a climas mediterráneos.
  • Abies viene del latía abire: escapar. Huyen, pues, hacia la luz sus ramas, de ahí la gran altura de sus troncos. Sin la atención de las culturas monacales, que los mimaban, el abeto evita hoy la presencia de otros árboles que dañen sus ramas y huye de su gran enemigo: las lluvias ácidas.
     

 


 

 

ABEDUL BLANCO (Betula péndula), F. Betuláceas.

  • Originario de China y Corea, su área comprende casi toda Europa. Puede alcanzar 30 m. y una longevidad de 200 años. Este árbol es muy fácil de reconocer, ya que tiene el tronco y ramas principales cubiertos por una bella corteza de color blanco plateado con alguna estría negra y una copa ligera, formada por pequeñas hojas de un verde pálido, caducas, que tiemblan al menor soplo de viento. En los siglos XVI y XVII fue apreciadísimo por su valor medicinal. Es aprovechable en todas sus partes: de su corteza, aceite para ciertas enfermedades de la piel; de sus hojas, infusión digestiva; de su tronco, una agradable bebida.
  • El abedul, árbol de las hadas, aunque proveniente de Oriente, ha encontrado su ambiente ideal en los países fríos y templados. Así en los pases nórdicos es costumbre plantar un árbol ante las puertas de las casas como llamada de protección a las hadas y gnomos del bosque.


 

 

ACEBO COMÚN (Iléx aquifolium), F. Aquifoliáceas.

  • Arbusto o árbol pequeño, autóctono de León, espontáneo en los bosques de las regiones templadas. De crecimiento lento, no llega a superar los 10 m. de altura. Ilex es el nombre que los latinos daban a las encinas y el que, debido al parecido que existe entre las hojas de ambos, recibe actualmente este género de plantas leñosas. Tiene hojas de color verde oscuro,  persistentes, con espinas que nacen de los laterales del limbo; son de tipo coriáceo, es decir, están recubiertas de una capa cérea que les da consistencia rígida y apariencia lustrosa. Sus flores, insignificantes, dan pequeños frutos esféricos, rojos, en bayas que maduran en invierno, dotadas de acción emética y purgante; estos frutos, bastante tóxicos, sólo los dan las plantas hembras, ya que los acebos son plantas dioicas, por lo que si se desea disfrutar de ellos es preciso plantar especímenes con flores de ambos sexos.
  • El acebo es un arbusto de obligada presencia en los bosques de regiones templadas, pues, cuando el bosque se despoja de su túnica de hojas, muchas aves y mamíferos necesitan el abrigo de este refugio siempre verde y el alimento de sus bayas. Los ejemplares silvestres están protegidos por la ley, tanto en su arranque corto en la corta de sus ramas. Arbusto que surge en la desolación invernal como unta llamarada verde y rola. 

 


 

 

CASTAÑO DE INDIAS ROJO (Aesculus x carnea), F. Hipocastanáceas.

  • Este árbol de llamativo porte es uno de los más característicos del Parque de Quevedo, por existir sólo un ejemplar y por sus bonitas flores rosadas. Árbol híbrido, que no supera los 15 m. de altura, ha heredado el porte de uno de sus progenitores, A. hippocastanum, que alcanza los 30 m. de altura y el color de sus flores de la otra especie progenitora, A. pavia, que no llega a los tres metros de altura, pero que destaca por unas preciosas flores rojas y púrpuras. Este cruzamiento ha dado lugar a un árbol de hojas oscuras, caducas, palmatocompuestas. Fruto casi exento de púas, en aquenio (castañas no comestibles).
  • Los romanos utilizaban el nombre latino aesculus para designar a la encina de bellotas comestibles. Linneo lo empleó para designar este género.
  • Árbol de espesa copa, cuya imagen nos deja la mirada impregnada del verde-oscuro de sus hojas. 

 


 

 

CEDRO DEL HIMALAYA (Cedrus deodara péndula), F. Pináceas.

  • Del Himalaya occidental, muy amplio en cuanto a climas. Es la única especie de cedro no originaria de la cuenca mediterránea. Árbol perenne de grandes dimensiones, es el cedro que crece a mayor velocidad, presentando una característica silueta piramidal. De gran longevidad, los más antiguos que podemos con-templar en Europa posiblemente fueron introducidos en la época de las Cruzadas. Hojas con aspecto de aguja aplanada, reunidas en pequeños pedúnculos en forma de verticilos, es decir, de la misma manera que se disponen las varillas en un paraguas. Es el cedro de textura más delicada, con ramas caídas en sus extremos y color verde tierno. Cultivado en los parques como ornamental.
  • El cedro es famoso por su conexión con (as civilizaciones antiguas. Fenicios y Griegos construyeron sus barcos con madera de cedro, y esta madera figura frecuentemente en la descripción del templo de Salomón en Jerusalén.
  • Como un perfume recordamos las "Canciones del alma" que escribió San Juan de la Cruz: En mi pecho florido/ que entero para él sólo se guardaba/ allí quedó dormido/ y yo le regalaba/ y el ventalle de cedros aire daba. 

 


 

 

GINKGO (Ginkgo biloba), única especie de la familia Ginkgoáceas.

  • Originario de China y de Japón. Árbol de hasta 40 m. de altura, muy longevo, existen ejemplares de varios siglos que incluso sobrepasan el millar de años. Tallo ramificado. Hojas caducas, con largo periodo, y limbo en forma de abanico dividido en dos lóbulos triangulares. Planta díoica. Semillas voluminosas, rodeadas de una envoltura carnosa, malolientes, usadas a veces para preparar bebidas.
  • Fósil viviente del Jurásico, se ha mantenido invariable desde muchos años antes de la aparición del hombre sobre la tierra. Árbol sagrado, se cultiva en el recinto de los templos chinos, que tienen la creencia que el ginkgo sobrevive después del fuego. En Tokyo, en el afro 1923, hubo un fuerte terremoto que provocó incendios en toda la ciudad. Tras la destrucción se comprobó que un templo rodeado de ginkgos no había sido afectado. Se cree que las hojas y ramas de este árbol exudan una humedad que evita que se le acerque el fuego.


 

 

NOGAL AMERICANO (Juglans nigra), F. Juglandáceas.

  • Originario de la vertiente Átlántica de Norteamérica y muy extendido en Europa. Puede alcanzar 45 m. de altura y 2 de diámetro. Tiene hojas compuestas con varios foliolos, ricas en taninos, perfumadas. Planta monoica, con flores unisexuales. El fruto es una drupa con la piel verde, lisa y muy poca carne; en su interior se encuentra el hueso que contiene las semillas, que se usan como alimento y para la extracción de aceite. Su madera, llamada nogal satinada, es apreciada para fabricar muebles, aunque menos que la de las especies europeas.
  • Su nombre científico "Juglans", está compuesto de dos palabras latinas: Jovis (Júpiter) y Glans (bellota), es decir, bellota de Júpiter o árbol predilecto de los dioses. En la Edad Media se pensaba que bajo su sombra se reunían las brujas. Con el paso de los años, el nogal pasó de ser un árbol maléfico a un árbol de buena suerte y llegó a ser corriente que se plantara un ejemplar junto a las casas para alejar las desgracias.

     

 


 

 

PINO ARAUCANO (Araucaria araucana), F. Araucariáceas.

  • Árbol originario de Chile, que en España se cultiva con fines ornamentales. Puede alcanzar 50 m. de altura. El ramaje crece de forma peculiar, pues las ramas superiores muestran un desarrollo ascendente, las del medio horizontal y las inferiores crecen hacia abajo. Hojas aciculares largas, duras y punzantes. Flores unisexuales. Planta dioica. Semillas comestibles en el interior de piñas erectas.
    En el sur de Chile se localizan las tribus de indios Araucanos, que le dan el nombre al árbol.
  • Las luchas entre araucanos y españoles sugirieron al poeta Ercilla la obra maestra de la épica castellana "La Araucana", sus mejores descripciones se hallan en las vivas notas con que trata la naturaleza de paisajes imponentes, de vegetación densa con especies como la Araucaria.
     

 


 

 

PINO PIÑONERO (Pinus pinéa), F. Pináceas.

  • Difícil de discernir dónde es autóctono y dónde fue introducido por el hombre. Es una especie netamente mediterránea, y uno de los árboles más representativos del Parque de Quevedo y la más bella especie de pinos (existen más de 120). Árbol perennifolio de hasta 30 m. de altura. Tiene corteza resquebrajada, con grandes teselas pardo-anaranjadas. Hojas aciculares envainadas de dos en dos. Produce piñones, utilizados con fines alimenticios. Nos proporciona madera, pasta de papel y trementina para fabricar barnices. Tiene una característica copa en forma de parasol.
  • Se cree que llegó a nosotros desde el mediterráneo oriental a bordo de los barcos fenicios.
  • En toda Grecia el pino estaba consagrado al Culto de Dionisio, dios del Vino y del delirio místico, en cuya imagen se ve al dios llevando la varilla de tirso coronado por una pifia.
  • Mirar el piñonero es impresionarse con sus piñas, símbolo de la virginidad para los romanos.
  • Su porte singular le confiere un gran valor estético, aprovecha-do desde antiguo y que hace de este árbol uno de los elementos fundamentales del paisaje y de los jardines.
  • El grato olor, el colorido y la luminosidad del pino piñonero dan lugar a que sea uno de los árboles preferidos de los amantes de la Naturaleza..
     

 


 

 

ROBLE MELOJO (Quercus pyrenaica), F. Fagáceas..

  • Especie mediterránea-occidental y atlántica, muy frecuente en las montañas del cuadrante noroccidental de la Península. Árbol autóctono de León, cuya provincia es la que más extensión de melojos presenta en toda España. El melojo raramente sobrepasa los 25 m. de altura. De gran longevidad, puede llegar a los 600 años. Se han descubierto fósiles de este árbol de hace aproximadamente 26 millones de años (Plioceno). Corteza pardo-grisácea, agrietada. Hojas alternas, con lóbulos muy profundos en el margen. Caducifolio. Especie monóica. Frutos en nuez (bellotas), sentados. Es el más resistente al frío y la sequía, de las tres especies de robles existentes.
  • La mitología le une a lo belicoso, pero tiene aspecto de una sosegada hoguera. Según un relato taoísta de Chuang Tza, un carpintero despreció al roble porque no le pareció hermoso. Como el noble roble, las personas de valor, siguen su vida solitarias y felices, alejándose de los egoísmos que solo buscan la superficialidad de las cosas.
     

 

FAUNA


 

 

OCA DOMÉSTICA (Anser anser).

  • Descendiente directa de dos especies silvestres, el ánsar común ceniciento y el ganso chino. Su domesticación se remonta a la época de egipcios, griegos y romanos. Plumaje blanco ceniza. El Pico, muy ancho en su base, termina en una especie de uña afilada. Alas largas y puntiagudas. Patas adaptadas a la natación, terminadas en dedos unidos por una membrana natatoria. Glándula especial situada junto a la cola, que segrega una sustancia grasa que hace impermeables a las plumas. La oca es una de las más rústicas y grandes aves domésticas, llegando a alcanzar un peso de 4-5 kilos.
    Son aprovechables sus huevos y su carne, además de su hígado, del que se deriva el "paté de foie-gras".
  • Se cree que la oca, además de gorda, es tonta. Aparte del episodio histórico de las ocas del Capitolio, que en el año 390 A.C. con sus gritos ahuyentaron el asalto de los galos a la roca capitolina, son animales que demuestran poseer inteligencia y astucia.

 


 

 

PAVO REAL (Pavo cristatus).

  • Originario de los bosques de Asia, fue domesticado en tiempos remotos. Ya es menciona-do en la Biblia como animal doméstico y criado por muchos pueblos, por sus bellas plumas y exquisita carne.
    A diferencia de la hembra (color pardo uniforme), el macho viste plumas de color verde metálico con barbas separadas que se unen en el extremo formando "el ojo de pavo" de azul intenso rodeado de dorado. Cuello azul vivo, cola de hasta metro y medio de longitud. Se alimenta de granos y pequeños brotes, pero sin desdeñar insectos y moluscos. Es conocido su odio por los reptiles, por lo que no existirán estos animales donde habite el pavo real.
  • Fue considerada ave sagrada en la India, estando prohibido matarlos, bajo pena de muerte. En los templos existían bandadas de pavos reales asilvestrados que cuidaban los sacerdotes.
 
Ayuntamiento de León, Av. Ordoño II nº 10, 24001, León         Tlfno centralita: 987 895 500       Atencion ciudadana: 010
condiciones legales   |    accesibilidad   |   Contacto